domingo, diciembre 09, 2012

Un fin del mundo más...


                Ya me esperaba que conforme se acercara el 21 de diciembre del 2012 el tema del fin del mundo sería cada vez más frecuente, lo que me sorprende es la seriedad con la que la gente toma las supuestas profecías mayas; últimamente he escuchado cosas como “pero todos los eclipses que han predicho se han cumplido”  (¿y?) o “el calendario Maya es mucho más preciso que el calendario gregoriano y no requería ajustarse cada cuatro años” (no es verdad, el gregoriano es el más preciso). A lo que normalmente respondo con:

¿Qué te hace pensar que una civilización, 2 mil años atrás, sabía más sobre el 2012 que nosotros?


                Después de todo nosotros tenemos el acceso a satélites que monitorean constantemente el sol*1 y meteoritos cercanos, tenemos un sistema de medición geológica internacional, donde se aportan mediciones de todo el mundo para conocer el estado actual de la geología en nuestro planeta*2 y se conoce más sobre las fuerzas de la naturaleza; los Mayas, aunque hicieron cosas impresionantes no podían saber algo sobre este año que nuestras instituciones científicas desconocieran.


                Normalmente me responden de tres maneras:

1- “Hay muchas cosas que los científicos no se esperan y suceden”
2- “Pues claro que las instituciones internacionales saben lo que va a pasar, pero no lo dicen para que la gente no entre en pánico”
3- “Pero esto no lo dicen sólo los mayas, muchas civilizaciones apuntan a esta fecha para que suceda un cambio”


                Antes de responder esto, me gustaría hablar un poco sobre las últimas fechas para el “fin de los tiempos” a los que hemos sobrevivido una y otra vez a lo largo de la historia, no me refiero a catástrofes sino a las fechas tentativas que se han colocado múltiples veces para el supuesto fin de los tiempos.


                He encontrado más de 60 fechas*3*4 que en algún momento se dijo que serían el fin del mundo, ya sea bajo el título de “la segunda venida de Jesús”, el apocalipsis, el fin de los tiempos, el fin del mundo, el día del juicio, etcétera; Jesús dio una de las primeras fechas para el fin del mundo en marco 9:1, donde dice que no habrá muerto el último de los presentes cuando llegue el fin del mundo, con lo que podemos concluir que si el promedio de vida no superaba los 50 años, entonces el fin del mundo debió haber llegado como en el año 60 después de cristo (máximo).


                A partir de allí ha habido decenas de predicciones sobre el fin del mundo, de las cuales casi la mitad han caído en los últimos 30 años, y que a mis 25 años he sobrevivido al 100% de los supuestos finales y sin navaja suiza, pero hey, esa vez podría ser diferente ¿no?.


                Yo nací en el año 1987 y desde entonces han sido propuestas 34 fechas para alguna de las versiones del fin del mundo, de las cuales 32 han sido anunciadas por alguna persona o grupo religioso, una por un fanático de los extraterrestres  y la última por “seguidores” del calendario Maya, y es esta a la que nos enfrentamos supuestamente para el 21 de diciembre del 2012, aunque mi hermano me mencionó que por el clima de los Mayas ellos no tomaban en cuenta los años bisiestos y por lo tanto el verdadero fin del calendario ya pasó sin que nadie se diera cuenta; además de que se ha descubierto un nuevo calendario Maya que posterga la fecha unos 7000 años en el futuro*5; a diferencia de National Geografic yo no voy a decir que es por esto que se descarta el fin del mundo, sino que se descarta porque es una idea estúpida buscar finales de calendarios, números redondos o alineaciones con cuerpos astrales como evidencia para una catástrofe global.

                Ahora vamos a responder los argumentos del inicio:

                1- “Hay muchas cosas que los científicos no se esperan y suceden”; evidentemente la comunidad científica no es infalible, algunas personas se apresuran a dar conclusiones sobre cosas en las que no se tiene suficiente información, a menudo hay seudo-científicos que generan artículos con hechos falsos que la gente llega a leer sin saber que está siendo víctima de una mentira, además de que “los científicos” no son en sí una institución formal, sino que son personas trabajando de forma aislada dentro de sus propias instituciones y no todas las instituciones son igual de responsables en la revisión de sus investigaciones.


                Lo que no podemos hacer es desacreditar a la totalidad de la comunidad científica solamente porque no hay suficientes ojos investigando, ni decir que como se han cometido errores en el pasado, por lo tanto la respuesta debe estar en libros de la edad de bronce o en pictogramas de culturas milenarias, la ciencia se revisa constantemente y se vuelve cada vez más específica o detallada en sus explicaciones, el cúmulo de conocimiento humano es gigantesco y es nuestro deber ser exigentes con lo que tomaremos como verdadero. Sencillamente los Mayas no sabían más sobre el 2012  que nosotros.


                2- “Pues claro que las instituciones internacionales saben lo que va a pasar, pero no lo dicen para que la gente no entre en pánico”; Esto básicamente es la teoría de conspiraciones, normalmente lo creen jóvenes que se sienten revolucionarios o gente muy ignorante que no sabe  cómo funcionan  las instituciones o como utilizar Google, especialmente después de la gran difusión de la internet se vuelve inexcusable acusar a las instituciones por ocultar información cuando hoy más que nunca hay un acceso claro e instantáneo a las publicaciones científicas de todo el mundo, para mí es una pena que organizaciones tan importantes como la NASA o la unión internacional de geología  estén obligadas a perder su tiempo aclarando que la tierra no sufrirá ningún cambio especial en ese día.


                3- “Pero esto no lo dicen sólo los mayas, muchas civilizaciones apuntan a esta fecha para que suceda un cambio”; Responder esto me tomó un poco de tiempo, porque tuve que investigar otras culturas y sus malditos calendarios, la mayoría demasiado complicados, escuché que el calendario hindú también terminaba el 21 de diciembre, al investigar me di cuenta que hay un montón de calendarios hindús, busqué el solar porque me imaginé que por algo debía de terminar en solsticio, pero me encontré con el calendario más rebuscado del tiempo celeste*6, con ciclos llamados yagas que duran 4,320,000 millones de años, divididos en periodos donde supuestamente cambia la conducta humana, hay 4 de ellos, el primero dura 1,728,000 años es el de las virtudes y lo líderes son honestos y la gente buena, el segundo dura 1,296,000, el tercero 864,000 y el último (el actual) es de 432,000 años, también es la era del pecado, donde todo entra en caos para que el ciclo pueda comenzar nuevamente, si consideramos que la especie humana existe solamente desde hace 150,000 años me parece claro que los hindús que hayan fabricado esta cuenta no tenían ni una remota idea de las cantidades de tiempo de las que hablaban. Además, aunque sí marca los  solsticios y equinoccios, no termina en el 2012, es demasiado largo.


                También escuché que el calendario Hopi*7 terminaba el 21 de diciembre, lo que es absolutamente cierto, solamente que olvidan mencionar que dura 365 días y el último día es el solsticio de invierno, sin que otros ciclos se vean involucrados, por lo que simplemente es un calendario de temporadas religiosas, no ahondé demasiado en el calendario de una cultura que tenía bailes para hablar con serpientes.
             
      Sobre otras culturas y calendarios no encuentro ni uno que diga nada especial sobre ese día. Algunas personas seguidoras del movimiento New Age tratan de salvar esta fecha diciendo que no es el fin del mundo, sino un cambio de era en la vida de la especie humana, y se basan en alineaciones planetarias para asegurar esto, “hay un cambio en la energía cuando se alinean los planetas”; esto es simplemente absurdo, las únicas “energías” que somos capaces de percibir de otros planetas sería la fuerza de gravedad o la luz (en los planetas es la luz reflejada del sol), sin embargo están tan alejados que el mueble sobre el que estás sentado en este momento o el techo sobre tu cabeza ejerce una mucho mayor atracción de gravedad en tu cuerpo que la de cualquier planeta en el sistema solar y la pantalla que ves ahora te envía más fotones que la de todos los planetas sumados, mucho menos las estrellas en nuestra galaxia u otras galaxias, las alineaciones entre la tierra y otros cuerpos celestes no altera en lo más mínimo la vida en la tierra, son simples coincidencias que son comunes en cuerpos que se mueven en círculos con un solo eje a una velocidad uniforme, igual que un reloj.


                En cuanto a los signos de la biblia que señalan un posible fin de los tiempos hay varias condiciones por cumplir: El evangelio se habrá predicado por todo el mundo, habrá falsos profetas, se perderá la fe, los hombres se casarán con hombres, la gente habitando Israel se convertirá al cristianismo, paganos invadirán la tierra de Israel, un anticristo se manifestará llegando al poder de la iglesia y habrá anuncios de falsos cristos por todo el mundo*8. Es entonces cuando guerras, terremotos y ciclones sucederán, el sol y la luna se apagarán y muchas catástrofes sucederán, después de esto, todos resucitan y Jesús se pondrá a Juzgar uno por uno los pecados de todos.

                Al igual que otras religiones será el pecado lo que corrompa al mundo y por eso te tienes que portar bien, es una forma de poner una extraña mezcla de esperanza y miedo, una zanahoria y una vara para mantenerte obediente como caballo. La Biblia es simplemente un libro antiguo escrito por gente tribal, ignorante y con miedo a la naturaleza, tan absueltos en sí mismos que pensaban que el todos los eventos que sucedían en el mundo estaban relacionados con ellos; para lo único que sirve la biblia es como evidencia de la cosmovisión que esa gente tenía, ninguna de sus predicciones sobre el futuro estaban basadas en datos u observaciones y por lo tanto no se deben tomarse enserio.


                El hecho es que estamos parados en una roca minúscula que puede soportar vida por periodos en parte de su superficie, somos una especie que no comprende bien las dimensiones y distancias que hay en el espacio, y es infantil pensar que el universo trata sobre nosotros o es para nosotros teniendo la información actual sobre el universo y su funcionamiento; hay algo positivo que podría surgir de este 21 de diciembre 2012, que finalmente la gente se de cuenta que el fin del mundo no es algo que pueda ser predicho a partir de conocimiento primitivo y que la gente tenga confianza en las instituciones científicas y les otorguen su apoyo.



Para concluir esta publicación me gustaría ofrecer 3 profecías basadas en el conocimiento que tengo y que tienen más posibilidades de cumplirse que cualquier predicción ancestral, así que aquí van:

                Profecía número 1: el 21 de diciembre de este año, el mundo continuará existiendo sin que ninguna alineación modifique la conducta de la gente.

                Profecía número 2: La próxima guerra tendrá motivos religiosos.

                Profecía número 3: La especie humana se extinguirá sin haber conocido inteligencia extraterrestre.


                Y eso es todo por esta semana, déjame saber tu opinión sobre este tema en los comentarios, o haz una profecía, es facilísimo :)


Referencias:
*2 Unión Internacional de ciencias geológicas http://iugs.org/index.php?page=what-is-iugs
*3 Fechas para el fin del mundo http://antesdelfin.com/fechas.html
*6 Calendario hindú http://baharna.com/karma/yuga.htm

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buena investigación, podría ayudar a a disipar las dudas de muchos. Profecía : Para mediados de este siglo una nueva droga creada por científicos transformara a la raza humana en un especie de zombies, que impulsara a las personas a comerse unas a otras con una voracidad insaciable. Esta droga iniciara en occidente matara a casi toda la población. Posteriormente los humanos poblaremos Marte. saludos :) ....

Rafael Cuen dijo...

Zombies en Marte, eso será interesante de ver jajaja... Gracias por tu comentario y profecía, saludos anónimo.

Gera Ribelmont dijo...

Una breve pero buena explicacion del calendario maya, lo extraje del boletín informativo “MAYISTAS ACLARAN PREDICCIONES DEL "FIN DEL MUNDO"

“La concepción actual sobre el fin del mundo parte de la cultura judeocristiana, de modo que cuando comenzó a descifrarse la escritura maya y se vio que, entre otros aspectos, refería a fines de ciclos, se hizo una interpretación fácil desde la perspectiva del pensamiento occidental, ligando esto a una visión apocalíptica sobre el fin del mundo”.

De los aproximadamente 15 mil textos glíficos registrados hasta ahora en distintos lugares del área maya, únicamente en dos inscripciones existe la mención del año 2012: el Monumento 6, en Tortuguero, y un fragmento encontrado en Comalcalco, zonas arqueológicas de Tabasco relativamente cercanas entre sí.
Explica el epigrafista Carlos Pallán Gayol, autor de la guía Lo esencial del Calendario Maya (INAH-Editorial Verás), el texto del Monumento 6 de Tortuguero —elaborado en el siglo VII d.C.—, describe lo que ocurrirá cuando culmine el treceavo b’ak’tun, el 23 de diciembre de 2012 d.C., como el “descenso” de un dios o conjunto de deidades llamado(s) B’alu’n Yookte’ K’uh’, que se traduce como “de los Nueve pilares/soportes”.
A diferencia de las sociedades modernas —explica el investigador del INAH—, para los antiguos mayas el tiempo no era algo abstracto, estaba conformado por ciclos que a veces eran tan concretos que tenían nombre y se podían personificar mediante retratos de seres animados, por ejemplo, el ciclo de 400 años o b’ak’tun estaba representado como un ave mitológica.
Más que una obsesión por el tiempo, los mayas se preocupaban por efectuar rituales que de algún modo garantizaran que el ciclo por venir sería propicio. “Para el caso particular de la mención de 2012 sí se nota cierta insistencia en que, aun en fecha tan distante, se va a conmemorar un determinado ciclo calendárico. Éste ha sido el meollo de la confusión”.
En eso también concuerdan los arqueólogos Mario Aliphat y Rafael Cobos; “el ciclo calendárico maya servía para efectuar todo un sistema ritual y de augurios, es decir, para pronosticar mediante la observación astronómica las fechas convenientes o inconvenientes para la siembra, la cosecha, e incluso la guerra. De manera que reconocían las facetas de las divinidades, de los humanos y de la naturaleza en sí”.
Hacia el siglo I d.C. los mayas adoptaron el sistema de cómputo de cuenta larga y rueda calendárica, articulado mediante un esquema posicional y una base vigesimal, y que fuera creado alrededor del siglo I a.C. por olmecas tardíos.
Además, los mayas crearon nuevos ciclos de muy larga duración, que les permitían calcular fechas hacia tiempos pretéritos lejanos, míticos, e incluso futuros, abundaron los expertos del Colegio de Posgraduados, Puebla, y de la Universidad Autónoma de Yucatán, respectivamente.
Como todo sistema calendárico, la cuenta maya del tiempo tiene una fecha Era o “Día 0”, correspondiente a 13.0.0.0.0. (4 Ajaw 8 Kumk’u), que en términos de nuestro sistema calendárico equivale al 8 de septiembre de 3114 a.C. (fecha juliana), a partir del cual establecían unidades como el b’ak’tun, que equivale a cerca de 400 años.
Cada era —actualmente estamos en la tercera— concluía al cumplirse trece b’ak’tunes, que suman 5, 200 años mayas o 5,125 en el calendario gregoriano. De manera que después del 23 de diciembre de 2012, iniciaría otra era.
Asimismo, al igual que otras culturas mesoamericanas, los mayas usaron el calendario de cuenta corta —compuesto a su vez por el solar y el ritual—, los cuales partían el mismo día, pero dada su duración (el primero de 360 días, más cinco días aciagos; y el otro de 260 días) se desfasaban y volvían a coincidir cada 52 años. Como ruedas dentadas que iban girando, estos ciclos se integraban mecánica y simétricamente dentro del cómputo lineal de la cuenta larga.

saludos

Rafael Cuen dijo...

Gracias Gera, no conocía la parte de la historia mitológica detrás del calendario, me concentré exclusivamente en la parte numérica, sin duda los Mayas eran una cultura muy colorida

Gustavo Löbig dijo...

De nuevo te felicito, Rafa. Valoro el trabajo que evidentemente te tomaste para publicar este texto con el que de manera clara y puntual desmiwentes a las manipulaciones mediáticas, a los profetas del desastre y al manejo de masas basado en la ignorancia y el miedo. Nada menos! Te profetizo un excelente camino de vida, después del supuesto fin de mundo predicho para mañana. Un abrazo. Gustavo

Rafael Cuen dijo...

Gracias Gustavo, aquí seguiremos sobreviviendo profecías :)